Lo último en arquitectura: las casas de materiales reciclables

Publicado: abril 25, 2011 en Arquitectura, Diseños, Urbanismo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado, presente y futuro de las casas prefabricadas y las soluciones que aportan en un mundo con difícil acceso a la vivienda, así como sus innovadores diseños que incluyen paredes de celofán, centran la actual muestra del Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York.

Cinco casas prefabricadas y diseñadas por prestigiosos arquitectos internacionales
se pueden ver en los jardines del museo de la Gran Manzana como parte de la muestra “Home delivery: fabricating the modern dwelling” (Entrega a domicilio: inventando la casa moderna), del 20 de julio al 20 de octubre próximo. La muestra incluye un total de 63 proyectos, entre ellos estas cinco casas, a través de los que se ofrece la evolución histórica y contemporánea de estas construcciones desde 1833.

Entre los planos, fotos y modelos a escala de los otros 58 proyectos, en las salas interiores del museo, están los diseños de los arquitectos cubanos Hugo D’Acosta y Mercedes Álvarez realizados en los años sesenta o los actuales del guatemalteco Teddy Cruz junto a proyectos precursores como los de Jean Prouvé o Charles-Edouard Jeanneret, conocido como Le Corbusier.

Las cinco casas exhibidas en el exterior del MoMA se eligieron entre 21 proyectos de 400 arquitectos internacionales, representan diferentes estilos y técnicas, además de buscar diferentes mercados.

En ellas se pueden ver desde las casas transparentes, hechas con celofán y material reciclable del estudio de arquitectos Kieran Timberlake a las “microcasas compactas” que Richard Horden, Lydia Haack y John Höpfner, de poco más de 7 metros cuadrados, concebidas en 2001 y que se alquilan cerca de Munich por 150 euros al mes.

Viviendas realizadas con contenedores
Estas “microviviendas”, ya a la venta en Europa, han sido concebidas por los arquitectos como habitáculos para “deportistas, estudiantes o como casa de vacaciones en miniatura” y van equipadas con los más modernos servicios patrocinados por Telefónica Alemania (Grupo Telefónica España), Fujitsu y Siemens.

“Este proyecto se pensó como un espacio que funciona para una persona, con un trabajo con mucha movilidad, un tipo de vida ocioso e inspirado en las industrias del automóvil y aeroespacial”, señaló el museo sobre una microcasa que ya se vende en Europa entre 25.000 y 35.000 euros y con la que no descartan que se formen “pueblos”.

En esa línea de cubículos, están las viviendas realizadas con contenedores similares a los de mercancías y que se pueden apilar unas sobre otras de los austríacos Oskar Leo Kauffman y Albert Rüf, y cuyo coste está en torno a los 130.000 dólares por unidad (unos 81.000 euros al cambio de hoy).

Vivienda de celofán de cuatro pisos
Otro ejemplo de esa arquitectura moderna es la casa de celofán de cuatro pisos, diseñada por el estudio Kieran Timberlake, de Filadelfia (EEUU), pensada para una familia, hecha con materiales reciclables y personalizada al gusto de cliente y presupuesto. La casa de celofán surgió de “varias ideas. Primero queríamos construir rápido: tardamos 16 días en levantar la casa. Segundo, queríamos que fuera traslúcida, transparente, para que la luz entrara y saliera, y se pudiera ver desde fuera y desde dentro”, explicó su diseñador, el arquitecto Stephen Kieran.

En el interior de la casa, suelos, techos y paredes, son todos transparentes, “básicamente esa fue la inspiración: velocidad y unidad”, agregó Kieran, que subrayó que “ciertamente para nosotros es la casa de nuestros sueños; pero no lo vemos como un sueño para el resto del mundo si quieren tenerla”.

De momento, Kieran y su socio James Timberlake están ya en conversaciones con una empresa estadounidense para construir casas de ese tipo, totalmente reciclables y respetuosas con el Medio Ambiente en Santa Mónica (California). “Creemos que esta casa es idónea para todos los niveles adquisitivos. Podemos hacer diseños realmente baratos y otros que pueden convertirse en las mejores casas del mundo”, agregó.

Inmueble diseñado enteramente por ordenador
La estructura de esta casa urbana, que según sus creadores “no está hecha para durar en el tiempo”, es de aluminio, tiene ventanas corredizas, células fotovoltaicas y otros materiales reciclados que, a su vez, están destinados a ese mismo fin llegado el caso.

En los jardines del MoMa también se ha instalado la casa prefabricada del australiano Jeremy Edmiston y del neoyorquino Douglas Gauthier, llamada “Burst 008”, diseñada enteramente por computadora como una recreación de una caja típica, que permite un diseño replicado en segundos. “Prefabricar no es sólo ahorrar dinero, es también controlar riesgos”, señaló Edmiston sobre su proyecto, que tiene un coste de 250.000 dólares (157.300 euros), y cuyo prototipo se dio a conocer en Australia.

Vivienda diseñada tras el Katrina
La arquitectura moderna aplicada a la actualidad más inmediata es la que representa la casa diseñada en 2005 por el estadounidense Larry Sass, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), tras el desastre causado por el huracán Katrina en Nueva Orleáns. La “casa instantánea” de Sass y sus estudiantes de arquitectura se planeó como respuesta rápida y poco costosa, se puede construir en dos días con planchas de contrachapado, cuesta 40.000 dólares (25.175 euros) y estéticamente respeta la arquitectura de esa ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s